Actualmente en Terracor nos dedicamos al cultivo del Nabicol.

Se le conoce también como colinabo y se trata de un tubérculo híbrido entre el nabo y la col. A la hora de cocinarlo se utiliza toda su estructura. Tanto la raíz como las hojas para consumirse como si fuera otra verdura como espinacas o acelgas. La carne del tubérculo se puede preparar como si se tratara de una patata ya que su textura es similar.

¿Cómo se cultiva el nabicol?
Crece mejor en suelos bien labrados, drenados y ricos en materia orgánica. Siempre recomendamos agregar abono envejecido a la tierra antes de la siembra y eliminar posibles grumos y rocas del suelo.
Su siembra se realiza después del invierno, en primavera, aunque también se puede sembrar a fines del verano para la cosecha de otoño o invierno.
Las semillas deben plantarse alrededor de una pulgada de profundidad, dejando de 4 a 6 pulgadas de distancia entre ellas. No se recomienda dejar que el suelo se seque.
Cuando los colinabos no se cultivan en climas frescos y templados, suelen ser tamaños pequeños y sabores amargos. Por lo general, su cosecha dura entre 60 y 90 días después de la siembra.

¿A qué sabe el colinabo?
Técnicamente, el colinabo es un cruce directo entre la col y el nabo, compartiendo el sabor amargo sutil de este último. El colinabo crudo tiene un sabor más suave que el nabo, casi como una zanahoria, pero sin su dulzura. Es crujiente, jugoso y un poco picante. Pero cuando el colinabo está cocido su sabor se torna dulce, más parecido a la ​batata​ ​(camote, boniato).

¿Cómo se diferencian los colinabos y los nabos?
Son vegetales diferentes. Los colinabos son más grandes, su color se envuelve en tonos púrpuras, blancos y amarillos. Su sabor se decanta por torna dulce después de la cocción. En cambio los nabos son blancos con una tapa de color rojo púrpura. Su sabor es picante.

Datos curiosos
Se cree que este vegetal de raíz se originó en la República Checa en el siglo XVII, como un híbrido entre el nabo y la col silvestre.

Son una fuente importante de aceite vegetal. El aceite de su semilla es utilizado para fabricar elementos varios como lacas, barnices, jabones, resinas, nylon, plásticos, repelentes de insectos, estabilizantes o productos farmacéuticos.
Para el consumo humano usan los colinabos de carne amarilla y sabor ligeramente amargo. Para el consumo animal se utiliza el colinabo de carne blanquecina.

Share This