El Amaranto es considerado un superalimento por su grandísima fuente de energía y nutrientes.
Se trata de una valiosa semilla sin gluten, que ya utilizaban los aztecas y mayas.
Desde hace unos años los superalimentos se han puesto de moda y han venido para quedarse.
El amaranto es un alimento que ya cultivaban ancestralemente los incas, los mayas y los aztecas por su gran valor nutricional, rico en minerales y proteínas de origen vegetal de alto valor biológico ya que incluye todos los aminoácidos esenciales.
Para la gente que sigue una dieta vegana, el amaranto puede convertirse en su mejor aliado para incluir aminoácidos esenciales en sus dietas, ya que tiene casi el doble de proteínas que el arroz integral.
Además, se trata de una semilla de gran rendimiento y resistencia en tiempos de sequía, por lo que puede ser una buena alternativa para los agricultores.
El amaranto tiene tres veces más fibra que el trigo, por lo que se convierte en un alimento saciante que puede ser de ayuda en dietas para perder peso, además mejora el tránsito intestinal y elimina toxinas.

Este superalimento refuerza el sistema inmune protegiendo a nuestro organismo de enfermedades dado sus altos niveles en calcio, magnesio, hierro, zinc y selenio. Con un índice glucémico bajo es apto para diabéticos y al no tener gluten es un ingrediente perfecto para celíacos.

Por todas las cualidades que tiene, el amaranto es un alimento perfecto para añadir en la dieta de deportistas y estudiantes.

El amaranto es cardiosaludable y ayuda a regular los niveles de colesterol y glucosa en sangre. Es un alimento de lenta absorción que aporta energía durante más tiempo a nuestro cuerpo, lo que ayuda a alimentar el cerebro.
Tiene poder antiinflamatorio y su contenido en minerales mantienen sanos y fuertes músculos y huesos y su consumo ayuda a la prevención de la osteoporosis. Además por su poder antioxidante mantiene la piel más joven y flexible.

¿Pero sabéis de qué manera incluir este superalimento en vuestra dieta?

¿Cómo se consume el amaranto?

¿Qué recetas podemos hacer con amaranto?

¿Qué sabor tiene el amaranto?

Las semillas de amaranto son similares a las semillas de sésamo, son pequeñas y de color amarillo o crema. Su sabor es entre dulce y almendrado y tienen una textura crujiente cuando se cocinan.

Al querer tostar el amaranto se debe tapar con algo pues explota como las palomitas.


El amaranto puede ser consumido de diferentes formas, entre las cuales resaltan: su semilla, la harina y el cereal.
Una manera muy práctica de comerlo es como cereal en el desayuno en combinación con un yogur o leche.
Si lo utilizas en harina puedes usar el amaranto para rebozados, o como ingrediente para repostería.
A continuación os dejamos algunas recetas para que podáis incluir este superalimento de una manera fácil y saludable en vuestra dieta.
Algunas recetas:

Licuado de chocolate, plátano y amaranto.

Hamburguesas de lentejas y amaranto

Barritas de avena, amaranto, almendra y chía

Esperamos haberte ayudado a conocer un poco más sobre este superalimento y que lo vayas incorporando a tu dieta, nosotros en Terracor continuaremos sembrando y cultivando amaranto para que podáis seguir consumiéndolo.

¡Cuéntanos de qué manera consumes amaranto!

Share This