Ipomoea batatas, llamada comúnmente batata, patata dulce o boniato, forma parte del grupo de los tubérculos. Originario de América Tropical llegó a España gracias a Cristóbal Colón (o eso aseguran los historiadores) y se difundió de forma rápida por toda Europa. Tiene un aspecto muy similar a la patata, con una piel más gruesa y una forma más alargada. El color de su piel varía entre amarillo, rojo, violeta y morado, su carne también.

La composición del boniato es muy similar a la patata aunque la densidad nutritiva de boniato es mucho mayor. Sus nutrientes mayoritarios son los hidratos de carbono, compuestos por partes iguales de almidones complejos y azúcares simples. Se recomienda su consumo a personas que realizan un esfuerzo físico importante y para los niños. En cuanto al contenido vitamínico, destaca el aporte de pro-vitamina A o beta-caroteno. La vitamina E, C y el ácido fólico también se encuentran en cantidades superiores frente a la patata, así como el sodio, el mineral que le da un sabor más pronunciado. Además, este tubérculo es una buena fuente de potasio. Un poquito más adelante ampliaremos la información sobre los múltiples beneficios que posee el boniato.

El invierno es una época excelente para degustar boniato en distintas recetas. Al adquirirlo, conviene elegir los ejemplares de aspecto firme porque es un producto muy frágil. Una vez en casa, se debe almacenar en un lugar fresco, seco, oscuro y bien oreado, donde puede conservarse hasta diez días.

Algunos beneficios del boniato son

Elevado contenido de beta-carotenos y vitamina A: esta vitamina es esencial para la salud de la piel y de los ojos. Los beta-carotenos actúan como un mecanismo de defensa contra las enfermedades.
Propiedades antioxidantes: como hemos mencionado anteriormente los boniatos pueden ser de diversos colores, se piensa que van relacionados con su contenido de agentes antioxidantes y antiinflamatorios. Lo que hace que los de color morado o púrpura se asocien con niveles muy superiores de estos componentes.
Otras vitaminas: el boniato es fuente de vitamina C, E y B (B6, B5, B3, B1 y B2).
Fuente de fibra: al ser tan alto en fibra provoca la sensación saciedad, acelera el tránsito intestinal, se relaciona con la prevención del cáncer de colon, ayuda al control de la glucosa y disminuye el nivel de colesterol.
Fuente de minerales: una de sus características es su gran aporte de hierro, de potasio y de calcio.
Pese a lo que muchos pesaréis por su sabor dulce, el boniato contiene un menos índice glucémico que la patata.
Compuestos anticancerígenos: las investigaciones han demostrado que el boniato contiene sustancias llamadas inhibidores de las proteasas y aunque aún se desarrollan trabajos experimentales se considera que puede detener el crecimiento de las células malignas.

Y ahora que conoces un poco más sobre los grandes beneficios del boniato para tu salud, cuando lo veas en el mercado dale el valor que tiene y deléitate con sus deliciosas formas de preparación. En Terracor seguiremos cultivándolo para que podáis disfrutar de ellos, y si queréis comprar nuestro boniato Terracor aquí os dejo los establecimientos: Fruites i Verdures Na Camel.la, Supers Hiper Centro y Mayoristas en Fruites Saó.

¡Ojo! Estar atentos porque en unos días os daremos varias recetas riquísimas para incluir el boniato.

Share This